El mejor plan: ver unos videos porno

Desde pequeñito siempre en casa me dijeron que era más bien de poco molestarme; vamos, una manera elegante de decirme flojo,  y aunque no me considero precisamente un holgazán, sí que tengo que reconocer que prefiero hacer las cosas del modo más cómodo posible. Así que cuando pienso en una diversión que se pueda realizar en pleno verano, con las temperaturas rozando valores insoportables, a gusto en casita y debajo del aire acondicionado, el ver porno amateur por internet se me aparece como la opción más válida.

Ojo, que nada tendría en contra de ser el protagonista de algún video casero de sexo si se presentara la ocasión, aunque la verdad, en estas condiciones en el que el calor aprieta tanto, el ver cómo trabajan los demás se me apetece más (aquí se cumple el dicho: “eres tan flojo que no vales ni para un polvo”). Me gusta follar como al que más, pero oye, hay ciertos momentos en que ese plan bien puede sustituirse por otro, como el ver a dos rubias follando como descosidas, montándoselo entre ellas o bien dándole al tema con un maromo, o con más de uno si se tercia.

La verdad es que esto del porno online es un invento, y yo he pasado momentos de mi vida muy felices disfrutando de este avance de nuestro tiempo; para mí, debería estar en la lista de los grandes logros del hombre en el último siglo, jeje. Y no es cosa de broma esto que digo, y que tampoco piense nadie que es un plan en modo letargo y que no se gasta ninguna energía en el asunto. Por un lado, muchos no son consciente de la suerte que tienen de poder disfrutar de la pornografía con sólo un toque de ratón, o mejor, con un pasado de dedo; y por otro, ¿os habéis puesto a pensar en cuánta energía genera nuestro cuerpo cuando estamos excitados, o cuántas calorías se pierden haciéndose una paja? Datos curiosos que quizá alguno de vosotros quiera investigar, pues os aseguro que os quedaréis de piedra.

Y bueno, si queréis mejorar este plan de modo superlativo, no hay nada mejor que hacerlo acompañado. Ya ha pasado el tiempo en que las chicas se escandalizaban con todo este asunto del porno, ahora hay muchas aficionadas al tema, y que además les encantan también eso de verlo en pareja, ya que es uno de esos preliminares que realmente funcionan a la hora de las relaciones sexuales. ¿Quieres probar esta forma de ocio casero, barato y muy, muy eficaz? Pues no te cortes, y ya me contarás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *